Internet y diagnósticos médicos

En los últimos años las búsquedas por Internet sobre temas de salud han tenido un gran aumento en su uso y es que Google lo tiene todo, pero enfocándonos en el tema de la salud, ¿Cuándo sí y cuándo no debemos buscar información en internet?

Buscar información en internet no es malo, pero hacerlo en lugar de visitar al médico sí lo es. Y si además consultas la información en blogs, que en ocasiones suelen ser fuentes de información poco confiables, escritos por gente que no es especialista en el tema, la situación puede llegar a ser peligrosa.

Hay varios casos en los que puedes buscar sobre salud en internet. Por ejemplo, imagina que acabas de salir de una revisión médica y tu doctor te ha diagnosticado algún padecimiento. ¿No sería útil tener mayor información sobre ella?

Cuando realmente necesitas ir al médico, ninguna web, ni blog de salud por bueno que sea, puede sustituir a un diagnóstico médico. Tu doctor es quien mejor puede diagnosticarte y proponerte un tratamiento adecuado a tus padecimientos.

Por lo tanto, en este caso la información en internet solo debe ser un complemento. Para saber si lo que lees es bueno o no, solo necesitas verificar si está escrita por profesionales o no, ya sean médicos, cirujanos o enfermeros, de esta manera podrás tener un acercamiento con la realidad.